miércoles, 6 de enero de 2016

Ligera de equipaje


Ligera de equipaje

No hay nada en mis armarios que no use,
poco en mi escritorio con lo que no esté.
No guardo cartas escritas ni recibidas.
Nunca hablo de lo que sufrí,
me recreo sin apego a lo que gocé.
Atesoro experiencias, más no vivo de recuerdos.
Y late en mí la vida en esta última palabra.